Estudiante del V Ciclo del Programa de Maestría en Ciencias del Agua defiende tesis sobre calidad hídrica y contaminantes del Río Tipitapa, 2016-2017.

 

Abril 28, 2020

El Licenciado Rommel José Lacayo Morales, especialista en análisis del Laboratorio de Contaminantes Orgánicos del CIRA/UNAN-Managua, realizó la defensa de su tesis “Presencia de contaminantes y calidad hídrica del Río Tipitapa, 2016-2017”para obtener el título en Máster en Ciencias del Agua con énfasis en Calidad del Agua.

Este trabajo de investigación se realizó para cumplir con los siguientes objetivos específicos: i) evaluar las condiciones físico-químicas de las aguas del Río Tipitapa, ii) examinar la presencia de contaminantes orgánicos y metálicos, iii) valorar las posibilidades de uso del Río y iv) determinar su estado trófico. Para esto se seleccionaron cuatro sitios de muestreo a lo largo del río, y se colectaron muestras en las matrices ambientales de agua y sedimentos para análisis físico-químicos, nutrientes, metales y contaminantes orgánicos (residuos de plaguicidas organoclorados, organofosforados, piretroides y carbamatos) para evaluar la calidad de las aguas para diferentes usos y el estado trófico del río. En cuanto a los sedimentos se determinó su calidad, la granulometría, el contenido de materia orgánica, plaguicidas y metales.

Entre las principales conclusiones están que las características fisicoquímicas del agua del Río Tipitapa permiten clasificarla como Bicarbonatada/Cálcico-Magnésica o Sódica y que puede ser utilizada en la mayoría de los casos para la irrigación de cultivos;y que el ecosistema presenta una tendencia a la hipereutrofización producto de la alta concentración de nutrientes detectados (Nitrógeno y Fósforo) y la de otros indicadores de proliferación de biomasa y lodos como son las Demandas Química y Bioquímica de oxígeno y los Sólidos totales. Se encontraron contaminantes metálicos como Aluminio, Manganeso, Cadmio, Cobre y Mercurio tanto en agua como en sedimento en concentraciones que superan los valores guía establecidos por Canadá para la preservación de la vida acuática; así como residuos de contaminantes orgánicos históricos tales como los DDTs (pp-DDT, pp-DDD, y pp-DDE) y de otros de uso reciente como fungicidas y herbicidas (Propiconazole, Atrazina, Clorotalonil, Endrin aldehido, Clorotanolil y Endosulfan). Estos compuestos son bioacumulables y poco degradables lo les permite una alta persistencia en los ecosistemas.

Finalmente, el estudio considera que las actividades antropogénicas que se realizan en el entorno del río están teniendo incidencia directa sobre el deterioro del ecosistema por lo que recomiendan a autoridades locales y entidades gubernamentales seguir monitoreando la calidad del Río Tipitapa así como identificar y minimizar el impacto de fuentes puntuales de contaminación.